featured

Burreguería 101


Para el artículo de hoy voy a pedirles a ustedes, queridos lectores, que hagan uso del recurso más valioso que tenemos todos en esta vida. No es el buen parecido, ni tampoco una billetera llena. El día de hoy voy a necesitar que usen absolutamente toda su virginal y preciosa IMAGINACIÓN.

bob

 

No pretendo que estén de acuerdo con las opiniones vertidas el día de hoy en este prestigioso espacio comunicativo utilizado para lavar el cerebro entretener a las masas. Como dijo el célebre filósofo Agapito do Santos: “Las opiniones son como los traseros. Todos tienen uno, y todos piensan que los demás apestan”.

Entonces… Comencemos con nuestro cuento! Enciendan este poderoso motor de la imaginación y acompáñenme en este glorioso viaje para encontrar la verdad (o un trasero que no apeste).


 

Imaginemos por un momento que cada país del planeta Tierra es una pequeña granja, situada en una zona rural y alejada del mundanal ruido. Imaginemos también que en cada granja existe un granjero, varios ayudantes, y muchos animales de diversas especies, colores, olores y texturas.

En una de estas granjas cuyo nombre no recuerdo existía un gran numero de cuyes (aproximadamente 14 millones) que vivían en paz y armonía. No tenían líos entre ellos, aparte de las eventuales borracheras y grescas que se armaban en el galpón donde habitaban. Eran respetuosos entre sí y todos tenían un elevado sentido común sobre las cosas que hacían a diario.

Es así que un día, el granjero cuyo nombre no recuerdo se enfermó gravemente. Luego de la visita de un médico se determinó que no podía seguir haciéndose cargo de su granja, por lo que tuvieron que encontrar un reemplazo. El nuevo individuo, un joven carismático que sabía de números tomó a cargo las funciones de la granja.

Existía un solo problema: El granjero tenía un problema de mal temperamento. Explotaba muchas veces y causaba grandes destrozos en la granja cuando tenía alguno de estos arranques. Entre los animales también se escuchaban rumores de vez en cuando de algún resbalón del granjero o sus ayudantes, pero nada de que preocuparse. Es en este momento de aparente tranquilidad donde dos grupos de cuyes comenzaron a actuar de manera bastante inusual.

Uno de los grupos comenzó a emitir balidos desontroladamente, como si se trataran de unas ovejas, y se les encogieron los ojos con relación a su cuerpo. Estos individuos tenían fe ciega en el granjero y con sus pequeños ojos no podían ver ninguna obra buena del otro grupo. Para el resto de esta historia llamaremos a este grupo los cuyes “borregos”.

Estos borregos se alimentaban principalmente de sánduches que eran provistos por el granjero. No conozco qué más existía en su dieta. De hecho no estoy seguro si la alimentación era lo que lo causaba, pero mostraban una gran agresividad hacia los otros animales de la granja, hasta el punto de llegar a desconocerlos como compañeros de vida.

Así mismo, a los integrantes del segundo grupo comenzaron a crecerles unas extrañas protuberancias en la parte superior de su cabeza. Luego de algunos días estas protuberancias dieron origen a un par reluciente de orejas, bastante altas y peludas. Estas orejas eran unidireccionales, y estaban diseñadas para desechar cualquier información o argumento proveniente de los borregos. Llamaremos a este grupo los cuyes “burros”.

Estos burros eran más difíciles de identificar ya que tenían comportamientos un poco más variados. Algunos de ellos rebuznaban con la misma agresividad que los borregos e incluso alteraban el orden de la granja. Otros se mantenían impávidos y algunos más se limitaban a realizar comentarios sueltos a modo de chismes, los cuales se esparcían por la red social de la granja.

Es así que el granjero tomó una serie de decisiones que afectaban a la alimentación de todos los animales de la granja. Como había explicado antes, los borregos lo apoyaban en absolutamente todo, pensando que no les iba a afectar y que tendrían sus preciados sánduches de por vida. Los burros en cambio pusieron el grito en el cielo. Les afecte o no les afecte, ellos tenían que rebuznar por algo.

 

 

 

FIN

 


 

 

Fin?… FIN??? Que pendejada de cuento… Sé que me muero de hambre contando historias para niños. Usualmente solo cuento verdades para adultos camufladas en satírico y absurdo humor, con la ocasional referencia a alguna función corporal como un pedo o un eructo. Pero creo que ya se dan cuenta de por dónde va este particular cuento…

Normalmente no escribo posts de este tipo. Me siento tan fuera de mi elemento como Rambo en las clases de costura de la abuelita, o como ginecólogo en fábrica de salchichas. Ah, al carajo, ya me olvidé de lo que quería decir… En todo caso el mensaje de la historia es que los cuyes borrego y los cuyes burro son igualitos. A la final todos son cuyes.

Ya hablando un poco más profundamente, creo que el principal problema de estos años es la división que existe en el pueblo. Ese es el cáncer más terrible que podemos tener como sociedad. Me imagino que todos apuntamos para el mismo lado (porque no creo que haya algún ignorante que VOLUNTARIAMENTE quiera cagar al país) pero por dos distintos caminos. Queda a ustedes decidir cual camino coger. A la final esa es la libertad.

Sé que les voy a quedar debiendo en artículo, medio soso nomás estuvo, así que les voy a presentar el verdadero artículo de hoy que se titula…

Manual Avanzado de Zoología e Identificación de Animales de Granja

Y para esto comienzo diciéndoles que no estoy a favor ni del uno ni del otro, sino todo lo contrario. No hay borregos buenos o malos, ni burros buenos o malos. Solo hay personas, buenas o malas. Y así como hay personas apasionadas con su causa hay personas cegadas por ella. Esta lista no tiene dedicatoria personal a nadie, pero tiene dedicatoria para todos para que SE DEJEN DE HUEVADAS. Con amor les presento mi investigación:


BORREGO

borrego

  • Nombre científico: Revolucionus Lacayus
  • Creen en: Rafael “Mashi” Correa
  • Santos favoritos: Santa Gaby, patrona de los Universitarios. San Agustín, patrono de la Literatura
  • Población: No se sabe, pero son honestos y son más (más que quiénes? no sé)
  • Otros nombres: Correísta, Lacayo, Vendido, Revolucionario de a luca
  • Habitat: Varios, sin embargo la mayoría se encuentran en la Av. Shyris en Quito, o en la García Moreno, entre Chile y Espejo. Ah, también en la Gran Colombia, frente a la Contraloría.
  • Características físicas:
    • Tamaño/Peso: Depende de la cantidad de sánduches ingeridos
    • Alimentación: Sánduches variados, comprados con las lágrimas y el sufrimiento del enemigo oligarca
    • Sonidos característicos: “Hasta la victoria siempre”, “La revolución avanza”, “La revolución está en marcha”, “Prohibido olvidar”, “Ya tenemos presidente, tenemos a Rafael”, “El pasado no volverá”, “Tenemos carreteras”, “Manos limpias y corazones ardientes”, “Conspiración!!!”, “Golpe Blando!!!”, y el más famoso: “PELUCÓN!!”
    • Insultos favoritos: Depende de lo que se haya dicho en la sabatina de la semana anterior. Algunos de ellos son poco creativos como “idiota”. Otros son más elaborados como “momias cocteleras”. Y hay algunos que exaltan cualidades físicas del enemigo, como “gordita horrorosa”. En resumen: Son un símil de los insultos de su mandatario
  • Comportamientos adicionales:
    • Se movilizan en grandes grupos, en vehículos de gran tamaño para apoyar al gobierno de forma gratuita y desinteresada movidos por la fuerza de sus convicciones.
    • No desperdician ninguna oportunidad para insultar al oligarca más cercano, haciéndoles saber que no tienen derecho sobre su dinero ganado honradamente. Como todo buen socialista usualmente lo hacen desde su iPhone, como lo hacía el Che Guevara en sus años mozos.
    • Su principal método de defensa es el contrapunto cuestionativo, es decir que responden una pregunta con otra pregunta hasta el cansancio de su interlocutor. Ejemplo: Si alguien le dice “Por qué el diario del gobierno no publica sobre las marchas?” ellos dicen “Y por qué no les pregunta a los otros diarios cuando no publicaron sobre la rendición de cuentas de fulanito?”
    • Cualquier manifestación contraria a sus creencias se considera una “desestabilización conspiradora de la CIA para derrocar al gobierno del buen vivir y la felicidad patriótica”
    • Todo argumento con la oposición desemboca en el tema del Feriado Bancario o la plata que tiene fulanito. Si no mencionas eso 6 veces al día eres un borrego deficiente.
  • Otros datos importantes:
    • Herencia: Ninguna, no van a tener, y no les afecta
    • Impuestos: Pagan igual que el resto, pero tampoco les afecta (supongo)
    • Consumen: Solo cosas nacionales compradas en el extranjero (eh?)
  • Notas del autor: No les puedo asegurar que estos puntos sean verídicos, ya que ningún borrego me concedió una entrevista, dijo que yo era un vendido a la oligarquía y que no era un medio confiable, que era un mentiroso, prensa corrugta, que los cuyes no escriben en blogs, y cosas así. En fin…

 


BURRO (No le puse por delante, para que no se espante)

burro

  • Nombre científico: Oligarcus Quejitus
  • Creen en: La libertad y las sociedades democráticas
  • Santos favoritos: The Lion, Lion Jr., Mr. Canguil, Cholasso, etc. O sea, cualquiera que esté de turno chillando contra el Rafico
  • Población: El video del drone dijo que eran más… huevonffffff
  • Otros nombres: Oligarca, Aniñadito, Pelucón
  • Habitat: Regados principalmente en las esferas más altas de facebook y twitter. Últimamente se los ha visto más activos tomándose las calles con sus lujosos autos
  • Características físicas:
    • Tamaño/Peso: El gobierno los oprime con leyes abusivas, así que son flacos hasta más no poder.
    • Alimentación: Encima de jodones son chiros, ni un sánduche se cruzan en la marcha
    • Sonidos característicos: “Fuera correa fuera!”, “Aprendiz de Insultador”, “Nos cortan la libertad”, “Estamos en dictadura”, “No queremos ser como venezuela”, “SOSVenezuela”, “SOSGalapagos”, “SOSYasuni” (o algo parecido)
    • Insultos favoritos: Todos los insultos se componen de la palabra “Borrego”, seguida del adjetivo de turno. Puede ser “vago”, “sanduchero”, o alguna de las variaciones del sustantivo que se usa para definir a una mujer de dudosa condición laboral.
  • Comportamientos adicionales:
    • Salen cada lustro a tumbar presidentes en nombre de la libertad. Entre marcha y marcha comparten artículos de la prensa corrugta e improperios contra los otros.
    • Utilizan una cantidad excesiva de memes y/o videos para dejar sus opiniones en claro, y quieren que todos en facebook lo sepan. Crean páginas de memes a diestra y siniestra. Todas tienen títulos alusivos al orgullo de ser ecuatoriano (bueno, hay excepciones), pero a la final todas comparten fotos de ovejas subidas en camionetas y cosas así.
    • Tienen una bandera negra en su perfil de Facebook. No saben lo que significa, pero igual la tienen porque está “in”. Algunos dirán que es el luto de la democracia. Otros dirán que son unos anarquistas hechos y derechos, y otros creerán que es una bandera pirata sin la calaverita.
    • Normalmente luego de emitir el grito de “Fuera Correa Fuera” no tienen un argumento adicional ni una propuesta de cambio. Solo quieren el “Fuera”, pero no se dan cuenta de que el sucesor es peor.
  • Otros datos importantes:
    • Herencia: Todos, absolutamente todos tienen fortunas de más de 1 millón de dólares que van a dejar a su hijo único, con lo cual sus 500 empresas van a quebrar. El gobierno solo les ha apuntado a ellos
    • Impuestos: Pagan igual que los borregos, pero son más vocales en el asunto.
    • Consumen: Ellos consumen solo el producto nacional. Sin ninguna excepción. Correa les arruinó la vida con las salvaguardas
  • Notas del autor: Es más difícil tipificar al burro, porque los hay de diferentes colores, sabores y olores. En resumen son de la misma variedad que los borregos, pero protestan por otra cosa. Son igual de molestos e igual de violentos.

 

En fin, con toda esta sarta de barbaridades les invito al diálogo. Cierto es que el presidente se extralimita y manda a sus secuaces a atacar. Pero creo firmemente que el cambio está en todos nosotros, a la final somos ciudadanos, y LOS CIUDADANOS SOMOS MÁS. Así que si eres un borrego y te dan ganas a insultar a un burro, o si eres un burro y te da ganas de insultar a un borrego, pues lee de nuevo este artículo. Y no se maten… dialoguen. Esa es la verdadera democracia. Y díganme si estoy loco al decir que todos somos cuyes de corazón. Del mismo lado venimos y al mismo lado vamos. La sociedad comienza a cambiar por nosotros

El Cuy ha hablado. Un abrazo para todos, compatriotas queridos!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *