Featured

Nueva temporada!


Es para mí un verdadero honor dirigirme a ustedes nuevamente en esta tarde del mes de mayo, queridos e inteligentes lectores. Estoy verdaderamente arrepentido por haberme olvidado de ustedes en estos 934 días, pero espero que superen su infinita pena luego de haber escuchado mi desgarradora historia. Una historia no apta para ánimos susceptibles, como siempre llena de situaciones inverosímiles, explosiones, películas de sexta categoría, comida chatarra, memes mal utilizados, míticas criaturas y mucha, pero mucha influencia de sustancias ilegales.

Resulta que hace 934 días, luego de haber escrito un artículo alusivo al interesante y culto grupo social de personas que oyen reggaetón me dirigí a la tranquilidad de mi cuyera para tomar un merecido descanso. En mi caminata me detuve en una intersección a esperar a que el semáforo cambiara, mientras pensaba en el artículo con el que iba a aburrir a mis lectores el día siguiente. Cuál sería mi distracción al momento de cruzar la avenida que no me percaté de las luces y el sonido estridente del camión que me embistió salvajemente. Volé 350 metros y fui a parar directamente a mi cama, donde desperté junto a un Cuy recién nacido, al cual he estado cuidando los últimos 934 días…

Conmovedora historia cierto? No se asusten queridos lectores. El único camión que me embistió es el camión de la vida, que me ha tenido extremadamente ocupado en estos tiempos. Eso sí, tengo muchísimas historias para contarles y muchas aventuras vividas. Entre otras cosas tuve un bebé (no yo, mi esposa), trabajé en la profesión más antigua del mundo (no la que se están imaginando, sino la otra), vi muchas películas deplorables (la saga de Crepúsculo es una obra maestra junto a algunas de ellas), y varias otras cosas que les iré contando a detalle en los próximos días, semanas y años. Haré el mejor esfuerzo para no fugarme esta vez

Y ustedes se preguntarán por qué vuelvo ahora? Aparte del hecho de tener tiempo para escribir 2 o 3 estupideces diarias me he dado cuenta últimamente de que a la gente ya no le gusta leer. Esto ha causado que este selecto grupo humano se mueva a entretenimientos más mundanos como ver reality shows de canto, baile, auto-mutilación, concursos o simplemente de unos 10 respetables e inteligentes seres que están encerrados en una casa resolviendo el cuestionamiento de la influencia del bosón de Higgs sobre la condición existencial humana. Otros elementos de este grupo han pasado a ver contenido multimedia en cierta plataforma de distribución de videos. Y algunos más están en su casa rascándose la pacharaca (no piensen mal, me refiero a la barriga) con un tenaz aburrimiento. Espero con este espacio fomentar la cultura de las masas mediante el hábito de la lectura (aunque me lean en el baño, ningún inconveniente conmigo).

Me despido por hoy ofreciéndoles ser constante en mi misión de intentar entretenerles al menos un par de veces por semana. Todavía no sé de qué temas trascendentales y motivacionales voy a hablar, pero ya veremos en el día a día.

Mañana nos vemos, a la misma hora y por el mismo canal. El Cuy ha hablado!

2 Comments

  1. Amigo buenas tardes disculpa tu eras o eres el de la magnifica “Dimension del cuy”???

  2. Afirmativo!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *